STARLINK

Starlink es otro de los proyectos de Elon Musk, esta vez , su idea ha sido lanzar unos 12.000 satélites al espacio, más concretamente entre los 400 y los 1190 km de la tierra, para ofrecer una conexión de internet de 100 Mbps en todo el planeta de una forma rápida y llegando a lugares donde antes el internet era impensable, Elon musk puso en marcha su proyecto el pasado 23 de mayo, lanzó un cohete en el cual transportaba 60 satélites de 226 kilogramos cada uno y que funcionan con energía solar comunicándose entre si.

De momento Starlink se está probando en un programa privado, ya que los afortunados que han tenido la oportunidad de participar en ella tienen expresamente prohibido compartir cualquier detalle. Entre los detalles de esta, está la antena de cada usuario para poder conectarse a la red satelital y comunicarse con los satélites.

Pero desde los inicios de este proyecto, mucha gente ha mirado la parte ética y ha estado pensando y criticando sobre la idea de un “cielo falso” con estrellas artificiales las cuales cambiarán la imagen que tenemos del cielo por la noche, Musk asegura que es casi imperceptible para nuestra vista, pero desde el lanzamiento han podido observar como ese cohete pasaba por encima nuestro, he incluso calcular el cuando y el donde.

Otro de los grandes problemas planteados es que la órbita baja terrestre ya está bastante llena actualmente hay 5.000 satélites en el entorno inmediato del planeta y Starlink triplicaría esa cifra y esto podría suponer un problema importante si resultan dañados en órbita o tardan en deshacerse.

«Incluso a esa altitud, los restos pueden permanecer en órbita durante mucho tiempo», escribió en Twitter Alice Gorman, investigadora de la Universidad Flinders. «No confío en las garantías simplistas de operadores de satélites sin detalles precisos».

Musk a esto a contestado diciendo que el 95% de los desechos provocados por los satélites se descompondrán en un periodo de tiempo de entre 1 y 5 años y no se quedarán vagando por el espacio durante la eternidad.

Los astrónomos no están de acuerdo con este nuevo proyecto ya que es un problema para ellos porque una parte de los satélites operarán en frecuencias que utilizan los radioastrónomos y, normalmente, estas frecuencias las usan principalmente los científicos, pero la filtración y las interferencias de los satélites dificultarán los estudios con los telescopios terrestres.

Estos son algunos de los problemas de este proyecto pero al igual que desventajas tiene también muchas virtudes.

Lara merino 1B