¿QUÉ ES EL BIG DATA Y PARA QUE SIRVE?

Su origen es puramente tecnológico: dar una solución ante el gran volumen de datos disponibles para poder guardar, analizar, procesar y crear valor y conocimiento. 

Big Data, ¿qué es y para qué sirve el Big Data?

Es un término que describe la gran cantidad de datos (estructurados y no estructurados) que abundan en una compañía a diario. Pero no solo el volumen de los datos es importante. Lo realmente valioso es cómo manejar esa información para conseguir directrices que conduzcan a una mejor toma de decisiones y acciones de negocio estratégicas.

Las siete Vs del big data

El big data se fundamenta en la medición de las siguientes magnitudes:

  1. Volumen. Cantidad de datos que son originados y almacenados con el objetivo de procesarlos y transformarlos en acciones.
  2. Velocidad. La rapidez en la que los datos son creados, almacenados y procesados en tiempo real.
  3. Variedad. Formas, tipos y fuentes en las que se registran los datos: documentos de texto, correos electrónicos, audios, vídeos o imágenes que residen en un dispositivo móvil, perfiles de redes sociales, etc.
  4. Veracidad. Es la calidad de los datos, es decir, el grado de fiabilidad de la información recibida.
  5. Viabilidad. Capacidad que tienen las compañías de generar un uso eficaz del gran volumen de datos que manejan.
  6. Visualización. Modo en el que los datos son mostrados para encontrar claves ocultas y patrones en el tema a investigar.
  7. Valor. Datos que se transforman en información, que a su vez se convierte en conocimiento y a su vez en una acción o decisión.

La utilización del big data facilita acometer una serie de actividades empresariales desde el análisis de datos masivos hasta la experiencia del cliente. 

– Desarrollo de productos. Grandes compañías hacen uso del big data para anticiparse a la demanda de los usuarios. 

– Aprendizaje automático. Los datos son una de las causas de este proceso. Las máquinas en vez de programarse pueden aprender gracias a la disponibilidad de big data para generar modelos de aprendizaje automático.

– Impulso de la innovación. Puede ayudar a innovar en la empresa gracias al análisis de las interdependencias entre instituciones, procesos, entidades y seres humano. 

– Experiencia del cliente. El big data permite recopilar información de las visitas de la página web, redes sociales, registros de llamadas y otros orígenes de datos para perfeccionar la experiencia de interacción, así como optimizar el valor que se ofrece.

Para utilizar el big data, las empresas necesitan nuevas herramientas y tecnologías que permitan gestionar estas grandes cantidades de datos para así poder sacar el máximo potencial de los datos de que disponen.

SERGIO BRIZ ESCOMS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.