Uncategorized

Programando en C: Operadores

Capítulo 8: Operadores

Que son los operadores

El objetivo de este apartado es describir el uso y la utilidad de los diferentes tipos de operadores que se encuentran dentro de un lenguaje de programación.

El objetivo de los operadores es poder realizar operaciones usando dos o varios de los datos que, previamente, generalmente hemos almacenado en contenedores de información, tales como por ejemplo variables o matrices.

El resultado de estas operaciones es decisivo para poder especificar, por ejemplo, el flujo de la información de un programa en concreto.

existen diferentes tipos de operadores, en los siguientes sub apartados vamos a tratar aquellos más importantes y cuyo uso es, con diferencia, más frecuente.

Operadores aritméticos

Los operadores aritméticos son aquellos que nos permiten realizar operaciones matemáticas combinando las diferentes piezas de información.

El operador aritmético de suma, nos permite realizar una suma aritmética entre dos o más operandos.

main.c
#include <stdio.h>
int main(int argc, char *argv[]) {    int numero1 = 4;    int numero2 = 3;    int resultado = numero1 + numero2;    printf(«El resultado es: %i \n»,resultado); return 0;}

El operador aritmético de restar, representado por un guión, nos permite realizar una diferencia entre dos o más operandos, aunque generalmente se trabajan con dos piezas de información.

int resultado = numero1 – numero2;

El operador aritmético de multiplicación, representado por un*, nos permite multiplicar dos o más operandos.

int resultado = numero1 * numero2;

El operador aritmético de división, representado por una barra, que usualmente podemos obtener con la combinación de mayúsculas y el número siete del teclado, en el teclado español, nos permite dividir dos operandos.

main.c
#include <stdio.h>
int main(int argc, char *argv[]) {    float numero1 = 4;    float numero2 = 3;    float resultado = numero1 / numero2;    printf(«El resultado es: %f \n»,resultado); return 0;}

Existe un operador específico para obtener el resto de la división entera, que suele ser el de el símbolo del porcentaje.

Al usar este operador, el resultado que obtendremos en pantalla es el resto de la división entera entre dos operandos.

Si bien este operador no es de uso común a diario, de vez en cuando puede sernos de utilidad, por ejemplo para realizar operaciones relacionadas con el cálculo financiero.

float resultado = numero1 % numero2;

Orden de preferencia en las operaciones aritméticas.

Al igual que ocurre en el mundo matemático, hay que tener en cuenta que, en prácticamente cualquier lenguaje de programación, se siguen las mismas reglas de procedencia que encontramos encontramos en el mundo de las matemáticas.

De esta manera, deberemos tener en cuenta que las operaciones de multiplicación y de división se resolverán siempre antes que las operaciones de suma y de resto.

Por otra parte, y una vez más, igual que en el mundo matemático, podemos alterar el orden de la preferencia mediante el uso de paréntesis.

El uso de paréntesis, por tanto, nos permite invertir el orden para especificar que las sumas se ejecuten antes que las multiplicaciones, por poner un ejemplo.

De la misma forma, las operaciones se pueden admirar de manera múltiple utilizando diferentes conjuntos de paréntesis. Esto, de hecho, es muy normal en programas complejos, y a la vez, suele ser frecuente fuente de errores.

Es por esto que debemos tener a la hora de maletas las diferentes combinaciones de paréntesis.

es muy frecuente, en el mundo de la programación, ver el uso de paréntesis, para indicar, sobre todo entre diferentes programadores, cuál es el orden en el que se deben resolver las operaciones, aún en casos en los que no sería necesario, ya que los paréntesis acaban indicando el mismo orden natural de procedencia.

Incluso en estos casos, ya que muchos programadores, sorprendentemente, desconocen cuáles son estas reglas de procedencia, suele ser útil el uso de paréntesis para asegurar que, sea como sea, se entiende el orden en el cual se van a repetir las operaciones en un punto concreto de la programación.

Operadores de comparación

Existe un conjunto de operadores de comparación, que nos permiten, no voy a sumar, restar, o en definitiva realizar operaciones aritméticas sobre dos o más operadores, sino obtener el resultado verdadero o falso de una comparación entre dos o más operadores.

En esta unidad didáctica vamos a desarrollar una serie de ejemplos teniendo como referencia el uso de dos operadores.

La doble igualdad

Si viene el operador de igualdad se usa para realizar una asignación, es decir, cuando ponemos lo siguiente:

Lo que le estamos queriendo decir a la máquina es que a una variable le asignamos un valor, cuando introducimos expresiones, es muy normal encontrar una doble igualdad.

A los ojos inexpertos puede parecer una asignación, pero sin embargo, Suso no tiene nada que ver con esta.

En el momento en el que vemos una doble igualdad, estamos viendo que el programa comprobar si es cierto que el operando a es igual al operándome.

Debemos recordar, por tanto, que siempre que vemos una doble igualdad, en cierta forma, es como si estuviéramos viendo una pregunta.

Así que, una vez más, sobre el ejemplo anterior, cuando vemos esto:

Lo que realmente tenemos que pensar en nuestra cabeza es que el programa está diciendo: es cierto que el operando va es igual al operándome? La respuesta, evidentemente, será verdadera o falsa

El operador de triple igualdad

De la misma forma que existe la doble igualdad para comparar dos operandos, existe, aunque no es tan frecuente en su uso, el operador de triple igualdad.

El operador de doble igualdad comprueba si el valor de los dos operandos es igual, pero no se preocupa realmente por comprobar el tipo de datos de cada uno de los dos operandos.

Así que, por ejemplo, podríamos tener esta expresión, en la que tenemos dos operandos que tienen el mismo valor, pero sin embargo, el tipo de datos no es exactamente el mismo:

Con la operación de la doble igualdad, el resultado sería verdadero.

Sin embargo, si los evaluamos con la triple igualdad, este ejemplo:

Don falso, ya que no solo se está evaluando el valor de los dos operandos, si no además está preguntando si el tipo de datos también es igual, cosa que en este caso es falsa.

Así que, aunque el valor sea igual, la diferencia de tipos justifica que el resultado sea falso.

El operador not y cual

De la misma forma que podemos evaluar si un operando es igual a otro, podemos evaluar si un operando no es igual a otro.

Es decir, es como una operación de igualdad, pero en negativo.

En C, y en la mayoría de lenguajes de programación, el operador de negación es el!.

Así que, de esta forma, el ejemplo siguiente evaluaría la pre pregunta de si el operando ver no es igual al operando a.

El operador nota igual con triple guardado.

De la misma forma que existe operador de triple igualdad para comprobar el valor y el tipo, también existe la triple igualdad con negación, que consiste en un! Con dos iguales.

El ejemplo sería el siguiente:

Ahora bien, si ya hemos comentado anteriormente que la evaluación de triple igualdad es bastante poco común, es menos común todavía la triple igualdad con negación.

<Y >

Las operaciones de evaluación de si el operando a es menor que el operando B, o el operando a es mayor que el operándome, se escriben de la siguiente forma.

Disponemos de una evaluación de menor, otra aplicación de menor o igual, de la misma forma, que disponemos de una evaluación de mayor, y una evaluación de mayor o igual.

Deberemos tener en cuenta que, en cualquiera de los dos casos, en la gran mayoría de lenguajes de programación, primero se pone los símbolos de menor o mayor, y luego se pone el símbolo de igualdad, y nunca al revés.

Además, no debe existir ningún espacio entre los dos, ya que entonces el programa lo interpreta como dos operadores diferentes, y da error en la gran mayoría de los casos.

main.c
#include <stdio.h>
int main(int argc, char *argv[]) {    float numero1 = 4;    float numero2 = 3;    int resultado = numero1 == numero2;    printf(«El resultado es: %d \n»,resultado); return 0;}

#include <stdio.h>

int main(int argc, char *argv[]) {

    float numero1 = 4;

    float numero2 = 3;

    int resultado = numero1 == numero2;

    printf(«El resultado es: %d \n»,resultado);

return 0;

}

main.c
#include <stdio.h>
int main(int argc, char *argv[]) {    float numero1 = 3;    float numero2 = 3;    int resultado = numero1 == numero2;    printf(«El resultado es: %d \n»,resultado); return 0;}

main.c
#include <stdio.h>
int main(int argc, char *argv[]) {    float numero1 = 4;    float numero2 = 3;    int resultado = numero1 < numero2;    printf(«El resultado es: %d \n»,resultado);    resultado = numero1 > numero2;    printf(«El resultado es: %d \n»,resultado); return 0;}

Operadores lógicos

Los operadores lógicos ande y oro se encargan de evaluar multitud de expresiones de una sola vez.

En primer lugar, en el operador lógico anda, se evalúa que dos o más conjuntos de evaluaciones sean verdaderos o falsos, con la característica de que con que uno de los operandos evaluados sea falso, la globalidad de la expresión es falsa.

Un ejemplo sería el siguiente, cuya evaluación de falso.

Otro ejemplo sería el siguiente, cuya evaluación del verdadero.

En los dos ejemplos puestos con anterioridad, se están evaluando tres expresiones de manera simultánea, pero evidentemente es solo un ejemplo, se pueden evaluar tantas expresiones como se quiera, sin límite.

El operador lógico hora.

El operador lógico ahora es algo más permisivo que el operador ando, en términos de que, cuando se evalúan una serie de expresiones, con que una de ellas sea cierta, el resultado global de la comparación es cierto.

Es decir, volviendo a los ejemplos anteriores, pero transformándolos al caso por, tendríamos este primer ejemplo, donde todos los resultados son verdaderos, luego la expresión global es verdadera.

Tenemos este otro ejemplo, donde dos casos son falsos, pero uno es verdadero, así que la expresión global validar como verdadera.

Y luego por supuesto tenemos este otro ejemplo, donde las tres sub expresiones validadas son falsas, luego la expresión global válida como falsa.

main.c

Operadores de incremento y decremento

Durante el desarrollo de programas informáticos en la gran mayoría de lenguajes, es muy común necesitar realizar operaciones de incremento y decremento, donde, respectivamente, se realizan incrementos y restas sobre los valores de las variables que se están tratando

 de esta forma, a continuación se presenta un ejemplo de incremento, que básicamente consiste en llamar a la variable con el doble operador más

 por otra parte, observamos también en el siguiente ejemplo el uso de los operadores de decremento, que nos permiten restar una unidad a la variable en cuestión, en cada una de las ejecuciones del código 

operadores abreviados

Los operadores de incremento y decremento sirven para sumar y restar un valor, respectivamente. nueva línea nueva línea sin embargo, en el momento en el que queremos realizar un incremento de dos valores consecutivamente, nos damos cuenta de que simplemente no existe esta opción es prácticamente ningún lenguaje de programación

 de esta forma, es como nos encontramos con los operadores aritmeticos abreviados

 por poner un ejemplo, si lo que queremos es sumar 2 unidades a una variable previamente existente, podríamos hacerlo de la siguiente forma

 pero sin embargo, esa sintaxis no se recomienda, y se recomienda utilizar el operador abreviado de la siguiente forma

 así que por tanto, si hemos expuesto el operador abreviado de suma, a continuación se muestra el operador abreviado de resta

 este sería el operador a primero de multiplicación

 y por último el operador abreviado the división

 para el usuario novel en un primer momento y pueden resultar difíciles de comprender, pero sin embargo, con un poco de práctica, podremos observar como suponen evidentemente una ventaja desde el punto de vista de la cantidad de código que se escribe para conseguir el mismo objetivo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *