logo

JOCARSA

Jose Vicente Carratala

Artículo del blog

Hemos oído hablar en innumerables ocasiones sobre el marketing y sus distintas aplicaciones. Comúnmente entendemos el marketing como herramienta para dirigir, orientar o persuadir la intención de compra de los consumidor, lo cual es cierto, entonces: ¿Por qué no persuadirlo hacia un consumo más consciente y sostenible?

¿Habéis oído hablar anteriormente del marketing sostenible o marketing "verde"? Según Donald Fuller, el marketing sostenible es "El proceso de planificación, implementación y control del desarrollo, precios, promoción y distribución de productos de modo que satisfaga los tres criterios siguientes:

  • Satisfacción de las necesidades del cliente
  • Consecución de los objetivos de la empresa
  • Compatibilización del proceso con el ecosistema.

El marketing sostenible quiere que las necesidades del mercado o del consumidor no hagan más daño al planeta en el futuro y tiene como base los problemas ecológicos, sociales y económicos. Se podría decir que al final, es un plan que tiene en cuenta la sostenibilidad tanto en la práctica de producción y comercialización, como en el producto que lanzamos al mercado.

El marketing sostenible se encuentra en el terreno de la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) y pretende ser la respuesta hacia cambio social y medioambiental. Muchos de los consumidores desean y tratan de aportar protección al medio ambiente directa o indirectamente, por lo que pueden llegar a transmitir a través de su comportamiento su preocupación por la ecología, la sostenibilidad y el impulso a buscar soluciones necesarias para tener un futuro más verde.

El marketing verde o marketing sostenible, no debe ser una moda que al pasar los años ya no esté presente sino que, por el contrario, esto debe ser parte de la cultura de las empresas sin importar que sean de productos o de servicios., debe ser parte de los valores y objetivos de la misma.

Como consumidores tenemos el poder encaminar y condicionar el comportamiento de las empresas a través de nuestro "click" en sus productos, a través de nuestras compras o utilización de los servicios ofertados por las mismas. Podemos ser la voz que nuestro planeta necesita y tomar co-responsabilidad en los datos actuales que avalan que, seguir con nuestra manera de consumir no nos llevará al cambio, sino que el cambio lo tenemos en nuestras manos.

Esther Roig.