logo

JOCARSA

Jose Vicente Carratala

Artículo del blog

No cabe duda de que las tecnologías modernas han dado pie a una esfera que bien podríamos llamar la “vida online”. Pocas son las personas que se resisten a crear un perfil propio, con el fin de ampliar sus contactos sociales y compartir imágenes con la ilusión de recibir decenas de “me gusta”.

Ésta puede resultar ser una herramienta muy útil a nivel profesional siempre que sea utilizada de forma inteligente, de lo contrario cabe la posibilidad de perder una gran oportunidad laboral por no ser cuidadoso con lo que publicas en tus redes.

Las compañías saben que si no entran en el juego de las redes sociales es posible que su marca muera tarde o temprano. Hoy día permiten difundir ofertas de trabajo, conformar alianzas y hasta iniciar negocios. Si bien es cierto que las redes sociales se han convertido en una plataforma de marketing digital poderosa para consolidar un producto o servicio, también pueden resultar fatídicas si se tiene algún descuido, por ello deben poner extremo cuidado a la imagen que proyectan.

Sucede igual con las personas. La imagen que proyectamos a través de nuestro perfil no puede ser un factor que deba tomarse a la ligera. Muchas empresas importantes basan sus primeros juicios en lo que ven en el perfil de los aspirantes, e incluso hay compañías que tienen como política revisar las redes sociales antes de contratar a una persona.

El cliente le compra primero al vendedor, luego a la empresa, es decir, inicialmente se fija en la persona que pone cara al producto y conecta emocionalmente con la marca. Una empresa busca trabajar con un promotor que represente los estándares de su imagen corporativa un “influencer” que aumente las ventas a través de su imagen personal, actitud y notoriedad. La mente asocia esa imagen confiable con la confianza que les inspira el producto.

Los beneficios de una exitosa estrategia de marketing en redes sociales dan lugar a ganar en popularidad y gracias a ello aumentar el conocimiento de la marca. Un plan social media bien diseñado aumentará el índice de visitas a su web y su tasa de conversión. La cercanía, la interacción, la presencia día a día, hace que mejore la confiabilidad hacia una marca y con ella las ventas, lo que se traduce en nuevos usuarios, y ayudará a fidelizar clientes.

Los resultados objetivos y los datos medibles permiten crear campañas de éxito y alta rentabilidad sin necesidad de partir de presupuestos muy altos. Llegar de forma sencilla al público objetivo, a través de una segmentación de mercado precisa, donde la marca puede enfocarse en quienes realmente son de interés para la misma. Crecer gracias a los usuarios que conecten con ella y utilizar las redes sociales también como un elemento más de atención al cliente.

Según el sector, los objetivos de tu negocio y el público al que quieres llegar tendrás que tener presencia en unas u otras redes sociales. Este es un punto clave para que la estrategia tenga éxito y obtener un alto retorno de la inversión.

Sandra Sánchez Camacho.