Marketing de eventos

El marketing de eventos es una estrategia que consiste en asociar experiencias memorables a una marca para crear un recuerdo que perdure en la memoria del consumidor. Este tipo de eventos pretende que el consumidor conecte de forma rápida con la marca y se identifique con ella.

Esta estrategia de marketing ha ganado peso en los últimos años, y aunque, tras la aparición del coronavirus se ha visto indispuesta, nadie dudará de sus grandes beneficios, a la hora de crear la mejor imagen de marca posible.

Ya que ¿Qué mejor que sumergir al consumidor en un espacio que rebose la identidad de una marca y donde pueda disfrutar de ciertos placeres que no disfrutaría en su “día a día”? Conseguir que la mente del consumidor no solo atribuya a tu marca un precio y una imagen distanciada, si no una serie de experiencias y emociones que de otro modo no tendría, es una de las muchas ventajas que puedes conseguir gracias a ella.

Evento Beefeater, Londres 2014

Gracias al marketing de eventos, la empresa consigue notoriedad y ganar posicionamiento en el mercado, y lo más importante, conectar los sus clientes.

Pero no se trata únicamente de organizar un evento en el que disfruten de experiencias memorables y buena comida, va mucho más allá, el proceso para conseguir el evento perfecto para el target perfecto es un proceso de muchas fases y si se hace bien puede ayudar a una marca a conseguir su objetivo de un modo original, creativo y diferente.

A través de esta estrategia puedes descubrir muchas más que se entrelazan para alcanzar el objetivo final. Como he comentado anteriormente, no es simplemente organizar un evento, es mucho más.

Lo característico de esta estrategia es que no comienza en el acto, comienza semanas, incluso meses antes de que se celebre. Mediante el marketing digital se creará alrededor del evento unas expectativas, un deseo del consumidor de la idea del evento mucho antes de que este se lleve a cabo. Crear la sensación de exclusividad, de relevancia que consiga que disfrute de esas emociones mucho antes.  

Evento Martini, Milán 2018

Con todo esto consigues que una vez llegado el momento, el cliente no recuerde únicamente como se sintió ese día, si no durante ese tiempo que se sintió conectado con la marca y se sintió especial para ella.

Con esto la marca consigue que a partir de ese momento su imagen de marca sea más fuerte y que la experiencia de compra de su consumidor pase a un siguiente nivel.

Andrea Dutrús López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.