Marketing con influencers durante la Crisis del Coronavirus.

En plena expansión de la crisis del coronavirus, con la actividad económica bajo mínimos, el sector de la publicidad ha encontrado un medio el cual poder seguir creciendo: los influencers, personas que cuentan con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales pueden llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca

El gran uso de las redes sociales durante el confinamiento, las plataformas de streaming y el aumento de compras online se han convertido en una herramienta óptima para que el marketing siga creciendo. Este tipo de Marketing estaba en auge antes de la crisis, numerosas marcas apostaban por líderes de las Redes sociales para promocionar sus productos y servicios, como resultado de la crisis del Coronavirus muchas de estas se vieron obligadas a paralizar sus campañas publicitarias.

En los cuatro primeros días del estado de alarma en España el uso de Whatsapp creció el 62%; el Gaming (videojuegos), el 100%; las Videoconferencias, el 110% y el Streaming en vídeo, un 20%, según datos de Telecom. Es por eso que los influencers se han convertido en una pieza clave para llegar a un público que se ha volcado en el uso de las redes sociales.

Así, los influencers suponen un escaparate que permite dar normalidad dentro de las nuevas circunstancias que estamos viviendo y permite seguir proyectando la imagen de la marca en un contexto en el que los presupuestos de publicidad se han reducido ante la situación actual.

La ventaja de contar con estas personalidades reside en que pueden crear contenido sin salir de casa. También contamos con sus características para adaptarse ágilmente al ritmo de la sociedad  e influir en ella. De hecho, el Ministerio de Sanidad contactó con varios de los perfiles más reconocidos en España, como Dulceida para convencer a los jóvenes de la necesidad de no salir de sus casas.

Un punto muy importante al que han tenido que llegar los Influencers es la empatía, empatizar con sus seguidores y crear un contenido dinámico, social y nuevas iniciativas como el conocido #YoMeQuedoEnCasa.

Por último, hay que recalcar que, en estos momentos lo primero es pensar en lo que la gente necesita, los consumidores quieren contenido digital y en quienes más confían su tiempo libre en este momento es en los influencers, sobretodo entre el público más joven. Estos tienen la capacidad de entretener durante el tiempo libre de su audiencia.

Alba Pedraza Molina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.