Macrodatos (Big Data)

Los macrodatos o Big Data son un volumen masivo de datos que se agrupan para estudiar y buscar patrones en ellos. Su objetivo es procesar la información que contienen y encontrar en ellos algo que nos sea de utilidad.

El Big Data recopila los datos que contienen la información, los clasifica y analiza para intentar encontrar en ellos respuestas a la temática en cuestión.

Se trata de un concepto relativamente moderno ya que el avance de la industria del hardware ha facilitado el desarrollo de equipos más potentes que permiten almacenar y procesar una gran cantidad de información en tiempo real.

Las características del Big Data son las siguientes:

  1. Volumen: debe tratarse de volúmenes masivos de datos, si no no podemos considerarlo Big Data.
  2. Variedad: abarca la naturaleza y el tipo de datos objeto de análisis.
  3. Velocidad: los datos se analizan en tiempo real, por tanto, todos los datos deben estar disponibles. Sin un buen hardware no será posible albergar ni gestionar dichos datos.
  4. Variabilidad: trata la coherencia de dichos datos y cómo se ajustan al concepto a desarrollar.
  5. Veracidad: la calidad de los datos utilizados en el análisis es imprescindible ya que solamente los datos de calidad pueden producir patrones que lleven a conclusiones relevantes. El cruce de datos de distinta naturaleza derivaría a conclusiones incoherentes.

La gestión del Big Data necesita de un buen hardware para almacenar y procesar la información en el menos tiempo posible, jugando un papel crucial.

Su gestión funciona de la siguiente manera:

  1. En primer lugar se procede a la captura de los datos objeto de análisis.
  2. Dichos datos se ordenan y se separan en unidades más pequeñas mediante un algoritmo para favorecer su análisis posterior.
  3. Se crea un índice de los datos para minimizar el tiempo de búsqueda de los mismos.
  4. Una vez creado el índice los datos se almacenan.
  5. Se analizan los datos mediante una gran cantidad de algoritmos que nos permiten buscar en ellos los datos que nos interesan, descartando el resto.
  6. Una vez analizados, se procede a la visualización de los resultados de la búsqueda.

Los usos del Big Data son prácticamente infinitos. Son utilizados por multitud de empresas o sectores para conocer los comportamientos de los usuarios y encontrar oportunidades en dichos comportamientos. También son utilizados en campos como el rendimiento deportivo ya que analizan multitud de factores y variables que permiten conocer y mejorar el rendimiento en los deportistas.

Cabe destacar también que es la fuente de información principal de la Inteligencia Artificial, que se nutre de los datos masivos permitiendo tecnologías como el reconocimiento facial.

Enrique Jávega Sanz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.