El chip en el cerebro de Elon Musk

Elon Musk presenta Neuralink, el chip cerebral que pretende curar enfermedades neurológicas. La empresa Neuralink, propiedad del empresario Elon Musk, ha probado con éxito en cerdos el chip que pretende curar el día de mañana enfermedades neurológicas.

El empresario fue mostrando varios cerdos, uno con el chip ya implantado, otro que lo tuvo pero ya se lo quitaron y otro virgen en esta materia, pero todos ellos “felices y sanos”, como manera de resaltar que la implantación no supone ningún cambio en el animal, según puede verse en el vídeo colgado en Youtube.

También mostró la lectura de la actividad cerebral de Gertrud, la cerda con el chip implantado, en una computadora mientras comía o se movía en una cinta para correr. 

EL CHIP:

El chip mide 23 milímetros por ocho milímetros, lo puede implantar un robot quirúrgico sin necesidad de dar anestesia general al paciente y se puede retirar y volver a poner si uno lo desea.

El tamaño del chip permite que no se vea, pues queda tapado por el cabello, la batería se recarga por la noche y la idea es que, cuando esté plenamente desarrollado para humanos, pueda conectarse al teléfono celular.

Según Musk, pueden ponerse varios chips en un solo individuo para diferentes fines.

CURAR ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS Y OTRAS FUNCIONES

Algunos científicos han afirmado que el producto de Neuralink podría servir de ayuda para algunos problemas neurológicosy a personas con parálisis les permitiría controlar un ratón de computadora.

En otras ocasiones ha dicho que con estos dispositivos pretende que el ser humano pueda competir con la “inteligencia artificial”.

El chip sería un 'cordón neuronal' consistente en pequeños electrodos cerebrales capaces de compartir información.

Según los primeros esbozos técnicos, el chip sería en realidad un “cordón neuronal” consistente en pequeños electrodos cerebrales capaces de compartir información procedente de un sistema informático con nuestro cerebro.

De momento, no se prevé que haya ningún tipo de lanzamiento en los próximos cuatro años, pero el futuro es prometedor, y aunque algunos expertos han hecho públicas sus preocupaciones a nivel moral, ya se han hecho las primeras pruebas en animales.

Probada en cerdos:

El dispositivo ya lo habían probado en cerdos. Uno de los tres cerdos que participaron en el evento, Gertrude, llevaba dos meses con el chip instalado. Durante la prueba se le ofreció comida y tocó y olisqueó las manos de una mujer. Cuando más agitado estaba el cerdo, más altas eran las barras del gráfico que mostraba su actividad cerebral en vivo. 

¿Y cuándo se ensayará en humanos?

Musk hizo varias promesas sobre las futuras posibilidades de Link. Pero no reveló los planes para iniciar los ensayos clínicos en humanos. Por ahora, el invento tiene el visto bueno de la FDA, el organismo estadounidense que regula los dispositivos de salud.

¿Es la primera vez que se intenta?

No. Musk no es el primero que sueña con los implantes cerebrales. En los 90 ya comenzaron a probarse en personas con parálisis para lograr que movieran sus brazos robóticos o el cursor del ordenador.

¿A qué problemas se enfrenta Musk?

Uno de los retos de Neurolink, consiste en perfeccionar los microhilos del wearablepara que resista durante años dentro del cerebro. Un problema que podrían tardar en resolver.

Elon Musk crea chip capaz de conectar el cerebro humano con computadores

 La idea detrás de esta iniciativa es encontrar formas de optimizar el funcionamiento humano así como ayudar a personas con distintos tipos de daño neurológico a mejorar su estilo de vida. 

El chip cuenta con una batería que dura todo el día y se puede cargar de forma inductiva. El dispositivo se puede quitar sin que se produzcan daños cerebrales, según explicó Musk.

También se mostró el funcionamiento del chip con uno de los cerdos que tiene implantado el chip hace dos meses. Se vio cómo una computadora, que recoge la información tomada por esos dispositivos, mostraba la actividad cerebral del animal a medida que desplazaba por el espacio donde se encontraba con una cuidadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.