Big Data en la educación (Carlos Morcillo Moreno)

Actualmente el concepto de big data se trata de un conjunto de tecnologías y prácticas que hacen posible el almacenamiento, tratamiento y análisis de las enormes cantidades de datos que se generan en el mundo. Hablamos de unos 1.700 billones de bytes por minuto.

¿Para qué sirve? Utilizando el símil del famoso cuento de Caperucita y el lobo, sirve “…para verte mejor”, porque eso, realmente, es lo que permite el big data: vernos, escucharnos y analizarnos para conocernos mejor.

¿Cómo funciona? Utilizando potentísimos equipos informáticos que procesan con rapidez y eficacia millones de datos a la vez. Esto permite encontrar correlaciones entre datos y detectar patrones y tendencias que sirven para realizar pronósticos fiables para la toma de decisiones.

Pero en cuanto a la posibilidad de implementar una educación personaliza derivada del conocimiento exhaustivo de cada niño; la posibilidad de obtener feedback en tiempo real y actuar en consecuencia y, por último, la posibilidad de compartir el conocimiento.

Todas estas posibilidades se verán reflejadas en un futuro por la gran inversión que supone , aquí unos ejemplos. Mediante su análisis, un profesor podría descubrir si su alumno progresa adecuadamente o no, por qué no lo hace y, lo más importante, poner una solución en tiempo real y permitiría caminar hacia una personalización del proceso de aprendizaje, al igual que un entrenador puede realizar un estudio del rendimiento individual de cada jugador, los profesores también pueden hacerlo aprovechando el poder de las tecnologías de big data y analítica de datos, que permiten poner en práctica un enfoque más personalizado.

Para finalizar decir que el Big Data se ve tanto en el presente como en el futuro .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.