BIG DATA

Cuando leemos esas dos palabras nuestra mente piensa directamente a un evento o un dìa particular, sin embargo tenemos que tener cuenta que al dìa de hoy casì la mayoria de las cosas estan centradas en la tecnologia y a su desarollo, de hecho ese tituto indica una colleciòn de datos informativos en terminos de volumen, velocidad y metodos analiticos tecnologicos. En primer lugar hay que evidenciar la palabra “BIG”, en cuanto nos indica la grande y maestosa importacia de esos datos, los cuales se diferencian de otros mas superficiales y genericos. Para poder hablar de datos grandes el volumen de los datos debe estar relacionado con la capacidad del sistema para capturar la información tal como llegan de las diferentes fuentes de datos que se utilizan, por lo tanto, un sistema se vuelve grande cuando aumenta el volumen de los datos y al mismo tiempo aumenta la velocidad/flujo de información que el sistema debe poder capturar y gestionar por segundo. En los últimos dos años se ha producido un aumento del 90% de los datos producidos en el mundo y las empresas podrían llegar a producir zettabytes de datos, por ejemplo, considerando datos procedentes de sensores, datos por satélite, financieros, telefónicos, etc. La extracción de conocimientos de los Big Data y su utilización para la mejora de las actividades de toma de decisiones están subordinadas a la definición de procesos que permitan gestionar y transformar de manera eficiente conjuntos de datos que crecen rápidamente en volumen y variedad. Cada fase de cada proceso modifica el estado y el contenido de los mismos, contribuyendo a convertir moles de datos aún brutos en valor y, por lo tanto, a enriquecer el modelo analítico de los datos. ¿Qué ejemplos del big data encontramos en las empresas? El desarrollo del Big Data en el ámbito financiero está siendo de vital importancia en los últimos años. Entre las ventajas que se encuentran en esta alianza destacamos la simplificación de pasos y reducción de costes para procesar datos. Además, el Big Data brinda el conocimiento para la toma de decisiones financieras. Así mismo, evalúa los riesgos de las inversiones y permite un seguimiento más certero de los datos. Los datos de los clientes se analizan y procesan obteniendo información relativa a sus gustos, preferencias o comportamientos. Así se pueden clasificar o segmentar a los mismos en diferentes categorías y utilizar modelos predictivos para que las organizaciones puedan tener indicadores de aceptación de sus productos, potenciales ventas, etc. En definitiva, juega un papel crucial en el desarrollo del marketing y las ventas.

GAIA LIUZZO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.